EL ESCUDO DE MI PUEBLO

viernes, 29 de enero de 2021

PROTAGONISTA, la niebla

 Ayer jueves, la niebla fue, un día más, protagonista en Moralzarzal, pueblos circundantes y en nuestro cercano Parque Nacional de Guadarrama,

Así se veía, o intuía, Moralzarzal, al iniciar y comenzar el ascenso por la zona del valle, 





También, el lejano Cerro de San Pedro, en Colmenar,  quedaba escondido bajo un aparatoso telón de nubes que solo dejaban ver su pintoresca cima, anunciando su situación,


En la ladera de Peñalbú, y hasta coronarla totalmente, el día estaba totalmente despejado 






y desde allí se veían estas espectaculares panorámicas de  nuestra Sierra del Guadarrama y de La Pedriza, sumergidas en lo que parecía más un mar, que una espesísima niebla,







martes, 12 de enero de 2021

ENTRE COL y COL ...

Intercalado entre las operaciones de colaboración en limpieza de viales y acerados


siempre queda tiempo para un pequeño esparcimiento, explorando el territorio más cercano de cara a la preparación de próximas salidas senderistas, aprovechando el disfrute que nos proporciona la nieve caída en nuestro monte de Matarrubia.

Estas son algunas de las vistas que pudimos disfrutar ayer lunes en nuestra salida por la ladera.



















La próxima incursión será coronar el cerro del Telégrafo, antes de que la nieve nos abandone.

miércoles, 6 de enero de 2021

VISTAS DESDE LA LADERA

 Estupendas vistas de la cuerda del Guadarrama, desde 7 Picos a la Pedriza. 















sábado, 14 de noviembre de 2020

OTOÑO en Matarrubia

Llegó la estación más cromática del año y con ella, no solo los árboles y plantas nos ofrecen su cara más multicolor,

también el campo reverdece y de la nada surgen variedad infinita de setas, de difícil catalogación por los neófitos para solaz de los expertos, que con su colorido alfombran nuestros montes.

Como  no, nuestra ladera de Matarrubia nos ofrece un agradable paseo para disfrutar de esta contemplación,






















Eso sí, aunque no nos atrevamos a su recolección por desconocimiento de sus propiedades culinarias, respetemos su ciclo natural sin destruirlas, para que en la próxima temporada otoñal continúen haciéndonos alegre, con su presencia, nuestras salidas a disfrutar de la naturaleza.